Su salud emocional: la otra cara del manejo propio de la diabetes

Dependiendo del tiempo que haya vivido y lidiado con la diabetes, es probable que haya padecido muchos altibajos emocionales. Esos altibajos pueden ser negación, ansiedad, depresión y aceptación. La noticia de que su enfermedad ha empeorado, y que quizá sea inminente una pérdida repentina e irrevocable de visión, probablemente reinicie ese ciclo emocional. Esta vez, los altibajos posiblemente sean más o menos extremos.

Algunas personas creen que avanzar a través de estas “etapas” emocionales es un proceso poco conflictivo y ordenado. ¡Qué va! Parecerá que avanza dos pasos y retrocede uno. O quizá se sienta abrumado por todas esas emociones a la vez. E incluso después de haber llegado a las etapas de aceptación y adaptación a su problema, eso no significa que no vayan a reaparecer el miedo y el enojo cuando menos lo espere.

Debe saber que todos esos sentimientos son perfectamente normales e incluso esperados. Sin embargo, es hora de buscar ayuda profesional si:

  • Estuviera tan ansioso, temeroso o abatido que se aparta de los demás; o
  • Si no fuera capaz de mantener su régimen de manejo propio de la diabetes.

Mientras tanto, le ayudará disipar mitos y estereotipos asociados con la diabetes, sus causas y el efecto que tiene en quienes viven con ella.

La diabetes y la pérdida de visión: mitos y realidad
Cómo liberarse del estigma de la diabetes
Cómo lidiar con el agotamiento por diabetes

La diabetes y la pérdida de visión: mitos y realidad

¿Piensa que las siguientes afirmaciones sobre el cuidado de la diabetes son verdaderas o falsas?

  1. Las personas con diabetes jamás podrán volver a comer algo dulce.

  2. La causa de la diabetes es comer azúcar en exceso.

  3. La insulina provoca complicaciones de la diabetes.

  4. Es sólo cuestión de tiempo que aparezcan complicaciones graves (como ceguera, insuficiencia renal o amputación de miembros).

Las cuatro afirmaciones son popularmente aceptadas. ¡Pero son 100% falsas! Quizá sea más exacto decir que estos “hechos” han pasado de moda gracias a los adelantos modernos y tratamientos médicos para la enfermedad.

  1. Las personas con diabetes pueden comer cosas dulces en forma segura si entienden cómo incorporarlas a una dieta balanceada.
  2. Comer azúcar no causa diabetes.
  3. La insulina no causa complicaciones de la diabetes.
  4. Las complicaciones pueden evitarse manteniendo bajo control la glucosa en la sangre, la presión arterial y el colesterol.

Asimismo, hay mitos obsoletos y destructivos con respecto a las percepciones comunes de la pérdida de visión y quienes las experimentan. Ésta es una época que ha sido testigo de inventores, exploradores, líderes corporativos y políticos con trastornos de la visión (Nueva York tiene por primera vez un gobernador legalmente ciego). Pero mucha gente aún cree que las personas con trastornos de la visión son indefensas y completamente dependientes de los demás para avanzar por la vida, destinadas a pedir limosna en la calle. De hecho, las personas con poca visión están lejos de ser desvalidas. En efecto, con sólo mirar a nuestro alrededor con atención se ve hasta qué punto las personas con trastornos de la visión llevan vidas independientes, plenas, completamente integradas la sociedad convencional.

Lamentablemente, los mitos sobre la pérdida de visión y la diabetes afectan nuestro entendimiento sobre estos temas de salud. También afectan la forma en que respondemos al enfrentarnos al diagnóstico de una o ambas afecciones. Los dos estereotipos más comunes asociados con la diabetes son:

  • El de la persona frágil y trágica con diabetes tipo 1 que sufre episodios frecuentes; e impredecibles de niveles bajos de glucosa en la sangre y
  • El de la persona deprimida y con sobrepeso que tiene diabetes tipo 2

Si bien hay algunas personas que se parecen a estos estereotipos, la mayoría de las personas con diabetes no caen dentro de ninguno de esos patrones de personalidad. Además, las nuevas y mejores opciones de tratamiento, al igual que el pleno entendimiento de las causas y el impacto de la diabetes, han mejorado ampliamente las perspectivas de las personas a quienes se les diagnostica la enfermedad, independientemente de su edad y circunstancias.

Es importante tener información precisa sobre la pérdida de visión, la diabetes y los tratamientos modernos para la diabetes a fin de disipar dichos mitos y estereotipos.

Para obtener información (en inglés) que disipe mitos y estereotipos comunes, consulte los enlaces que se incluyen a continuación:

Cómo liberarse del estigma de la diabetes

Los mitos y estereotipos suelen conducir al estigma social, en especial en lo relativo a problemas de salud que las personas suelen temer. Muchos profesionales especializados en atención de la diabetes y rehabilitación de la ceguera en los EE. UU. consideran que la diabetes y la pérdida de visión son problemas sumamente estigmatizados en nuestra sociedad.

Un estigma es una característica o condición percibida que hace que esa persona sea vista como indeseable y, en última instancia, socialmente marginada. Los estigmas suelen tener dejos moralistas, y ven a las personas en general culpables de la enfermedad que los afecta. Vimos esto en las primeras épocas de la epidemia de SIDA, por ejemplo.

El estigma social vinculado a la diabetes no es tan abiertamente malicioso. Sin embargo, existe y afecta el modo en que se trata a las personas con esa enfermedad. Algunos expertos citan una tendencia entre los profesionales médicos de no tratar la diabetes tan enérgicamente como otras enfermedades que podrían resultar en complicaciones graves, potencialmente mortales. Esta inclinación posiblemente esté basada en el estereotipo de que las personas con diabetes causan sus propios problemas porque comen de más e ignoran los signos que indican que necesitan bajar de peso. Y a veces, un familiar bien intencionado podría tratar a una persona con diabetes o pérdida de visión como si fuera muy frágil o como si se hubiera convertido en un niño que súbitamente ya no puede tomar decisiones.

Solo usted puede darse cuenta de si la actitud estigmática de una persona se ha transformado en un problema para usted. Si siente que lo están tratando con condescendencia o en forma desdeñosa debido a la diabetes o al trastorno de la visión, es importante que se haga oír. Explique a la persona cuáles son las acciones en particular que lo hacen sentir estigmatizado y cómo le gustaría que lo trataran. Si la persona es un familiar, considere la posibilidad de someterse a una terapia de familia para que ambos puedan obtener ayuda que les permita comunicarse mejor. Si tiene problemas con un profesional de la salud que considera que no lo está tomando en serio o que no está tratando la diabetes con la energía que usted sabe que corresponde, tome las riendas de la situación. Siempre puede elegir consultar con otro profesional que se haga cargo de su atención.

Cómo lidiar con el agotamiento por diabetes

Las responsabilidades de lidiar con la diabetes lo acompañan las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año. No hay días libres por buen comportamiento. En efecto, la única recompensa por un manejo diligente de la diabetes es que se evitan las complicaciones, un incentivo importante pero difícilmente motivador. Es comprensible que las exigencias del manejo propio lo afecten de vez en cuando, y puede que parezca que sus familiares y amigos en verdad no lo entienden. Pueden tener buenas intenciones con sus sugerencias e intentos de apoyo, pero posiblemente no sea esa la ayuda que usted desea o necesita. Afortunadamente, puede hacer algunas cosas para minimizar el estrés y la tensión emocional que la cuestión trae aparejado. Considere las recomendaciones a continuación.

Infórmese bien

Cuanto más exacta y actualizada sea la información que tenga sobre la diabetes y el trastorno de la visión, mejor equipado estará para enfrentarse a los desafíos que representan. El conocer los hechos lo ayudará a descartar estigmas y estereotipos dañinos. También proporcionará un camino hacia tratamientos, herramientas y técnicas nuevas y avanzadas para lidiar con los problemas.

Alivie el estrés

Hay muchas maneras de aliviar el estrés: la oración, la meditación, el yoga, un baño caliente prolongado o una caminata en un entorno natural. Cualquiera que sea su modo preferido de reducir el estrés, tómese el tiempo para aminorar el ritmo y renovar su cuerpo y sus perspectivas. No se trata simplemente de su estado emocional. Las emociones también causan efectos físicos. El estrés aumenta los niveles de presión arterial y glucosa en la sangre, y eso es algo grave si usted tiene diabetes.

Si no está seguro de cómo eliminar el estrés, puede aprender destrezas para manejarlo de una serie de fuentes, tales como la educación en diabetes. En los programas de educación en diabetes suele incluirse una introducción al manejo del estrés. Además, muchos programas de educación en diabetes cuentan con grupos de apoyo permanentes. Ayudan a las personas a reducir el estrés a través de la relación con otras personas que se enfrentan al mismo tipo de problemas.

Se puede encontrar información y destrezas con más detalles en los libros sobre técnicas de manejo del estrés para personas con diabetes disponibles en muchas bibliotecas, en la mayoría de las librerías grandes y en la librería de la ADA. Puede empezar con los siguientes títulos (disponibles sólo en inglés en este momento).

  • 101 Tips for Coping with Diabetes, por Richard Rubin, Gary Arsham, Catherine Feste, David Marrero y Stefan Rubin

  • Diabetes Burnout, por William Polonsky

  • Meditations on Diabetes, por Catherine Feste

  • Psyching Out Diabetes, por Richard Rubin, June Biermann y Barbara Toohey

  • Zen and the Art of Diabetes Maintenance, por Charles Creekmore

Encontrará mucha información en inglés sobre el manejo del estrés por Internet. Algunos enlaces útiles son:

  • Contemplative Outreach. Proporciona información, libros y enlaces sobre oración centralizada, incluidas remisiones a maestros.

  • http://hprc.stanford.edu/pages/classes/006_stress/default.htm
    Four Steps To Manage Your Stress>
    . Éste es un programa claro, paso a paso, en el Internet, para ayudar a una persona a identificar causas y síntomas del estrés. Además, aprender técnicas para reducir el estrés hará que su vida sea a prueba de estrés.

  • Health Journeys. Ésta es una fuente de información en profundidad sobre imaginería guiada. Encontrará una amplia variedad de grabaciones para usar como imaginería guiada, al igual que información sobre otros métodos de meditación y alternativos de sanidad.

  • Mindfulness Meditations. Es una fuente para CD, cintas y libros por Jon Kabat-Zinn, un conocido profesor de técnicas de conciencia en los EE. UU.

  • Yoga Journal. En esta revista verá información, libros y grabaciones sobre yoga y remisiones a profesores cerca de su área.

Suele haber disponibilidad de instrucción personal sobre manejo del estrés a través de:

  • Centros comunitarios locales
  • Organizaciones religiosas y espirituales
  • Centros de salud alternativa
  • Consejeros
  • Psicoterapeutas

En general, resulta útil trabajar con alguien que tenga suficiente experiencia como para ser flexible en la enseñanza de técnicas.

Si siente que está padeciendo de problemas graves de adaptación emocional (por ejemplo depresión crónica, apatía o ansiedad) debe pensar seriamente en obtener consejería profesional o someterse a psicoterapia. Existen varios tipos de profesionales de la salud mental que podrían ayudarlo a superar sus dificultades. Éstos incluyen consejeros profesionales, trabajadores sociales, enfermeros psiquiátricos, psicólogos y psiquiatras. Posiblemente los consejeros pastorales o clérigos también puedan ayudar, en particular a las personas con fuertes convicciones religiosas o espirituales.

Comience por pedir una recomendación a alguien que conozca bien: un amigo o familiar en quien confíe, su médico, su educador en diabetes o su profesional de rehabilitación visual. Cuando tenga algunos nombres, llame y hable con varias personas antes de fijar una cita. (Debe preguntar a cada uno de ellos cómo trabajan con su tipo de problema). No necesitará mucho tiempo para tener una buena idea de con cuál profesional se sentirá más cómodo.

También puede probar estos sitios Web (en inglés):

Los medicamentos modernos para la depresión y la ansiedad pueden ser muy eficaces para ayudarlo a aliviar el sufrimiento emocional. Deben ser recetados por un médico u otra persona con licencia para recetarlos (como un enfermero especialista). Casi siempre resultan más eficaces si se usan junto con terapia de “conversación” o consejería. Esto es particularmente cierto cuando el problema emocional tiene sus raíces en cambios importantes de la vida, como padecer de diabetes o un trastorno visual. Para obtener más información en español, consulte los sitios Web que se mencionan a continuación:

  • Academia Estadounidense de Médicos de Familia.
    http://familydoctor.org/online/famdoces/home/common/mentalhealth/treatment/012.html
    Antidepresivos.

Para obtener más información en inglés:

Share