Todo cuidado de la diabetes comienza con una alimentación saludable. Algunas guías familiares para la mayoría de las personas que viven con diabetes son:

  • El control de los carbohidratos y las grasas
  • El consumo de granos integrales
  • Comer abundantes verduras frescas

Al mismo tiempo, las personas con diabetes pueden tener necesidades de nutrición muy diferentes. Por ejemplo un abuelo jubilado con diabetes no tendrá las mismas necesidades nutricionales que un adolescente con diabetes acostumbrado a participar en deportes como miembro de un equipo escolar. Se suele recomendar que cada persona con diabetes consulte a un dietista para obtener un plan de alimentación personalizado.

Es tarea suya implementar de manera segura y sistemática las especificaciones de su plan de alimentación. Si además padece de pérdida de la visión, tendrá que:

  • Aprender técnicas de adaptación para hacer las compras y preparar la comida y
  • Prestar especial atención a la medida exacta de los tamaños de las porciones.

Mantener una dieta saludable

Muchas personas con diabetes mejoran cuando consumen aproximadamente la misma cantidad de alimentos todos los d?as y aproximadamente a la misma hora. También ayuda planificar la cantidad de carbohidratos que se consumen para que se distribuyan de forma pareja a lo largo del d?a. De esa manera, puede manejar su nivel de glucosa en sangre y obtener la energía y los nutrientes adecuados para mantenerse activo todo el día. Llevar un registro de los carbohidratos que consume no tiene por qué ser una tarea difícil durante las fiestas si sigue algunas pautas sencillas.

Para ayudarlo a planificar sus comidas, recuerde que cada porción de carbohidratos representa una opción de carbohidratos o 15 gramos de carbohidratos. La mayoría de las mujeres pueden consumir 3 ó 4 opciones de carbohidratos por comida y la mayoría de los hombres pueden consumir 4 ó 5.

Para una comida típica, puede consumir 3 ó 4 onzas de carne magra, pescado o el alimento con proteínas que elija, 1 taza de puré de papas o pasta, 1 ó 2 porciones de verduras cocidas y una rebanada de pan o un panecillo. Los alimentos como las verduras sin almid?n que contienen menos de 20 calorías (o 5 gramos de carbohidratos) se consideran “libres”, así que consuma una gran cantidad de verduras crudas o cocidas sin grasas agregadas.

En buena medida

El manejo propio de la alimentación saludable es equilibrar lo que ingresa en su cuerpo y en qué proporción. A continuación aparecen algunos dispositivos y técnicas simples que ayudarán a asegurar la precisión a la hora de comer.

Para su despensa:


  • Use las tazas medidoras anidadas, un juego de varios tamaños de tazas que caben una dentro de la otra. Estas tazas pueden tener números agrandados o en relieve para identificarlas fácilmente. También hay tazas identificadas por color.

  • Los platos divididos tienen separaciones palpables (similares a las bandejas para cenar frente al televisor). Para las personas con trastornos de la visión, estos platos ayudarán a controlar las porciones fácilmente.

  • Si necesita medidas para alimentos exactas (por ejemplo, si está sometido a diálisis o si tiene hipersensibilidad a los carbohidratos), tal vez sea recomendable que adquiera una balanza parlante para alimentos. Hay varias versiones disponibles en el mercado con grabaciones en español, francés, alemán y también inglés.

Para obtener más información sobre éste y otros productos útiles, consulte la página de AFP para buscar productos. (Esta página está disponible sólo en inglés en este momento).

Su mejor cálculo:

Si no necesita medir sus porciones con exactitud, puede calcularlas adaptando estos dispositivos medidores de tecnología básica:

Manos (de tamaño promedio):

  • La palma de la mano (del tamaño aproximado de un mazo de cartas) es más o menos del tamaño y el grosor de tres onzas de carne, pescado o queso.

  • Un puño es aproximadamente del tamaño de una taza (dos porciones) de la mayoría de los alimentos con almidón y las frutas, como pasta, papas, avena o puré de manzana. Medio puño (una porción) es más o menos del tamaño de una pelota de tenis o una bombilla.

  • Dos manos formando un cuenco contienen alrededor de dos tazas (una porción) de ensalada de hojas verdes.

  • Un pulgar tiene más o menos el mismo volumen que una cucharada o una porción de aderezo para ensaladas.

  • La yema del pulgar equivale más o menos a una cucharadita o a una porción de mantequilla o margarina.

El método del plato

  • Para el almuerzo y la cena, imagine que su plato está dividido a la mitad y que una de esas mitades está a su vez dividida en dos. Esa es una cuarta parte del plato. La mitad de su plato debe estar llena de verduras de bajas calorías. Las carnes magras, el pescado, los huevos o el queso magro deben llenar una cuarta parte de su plato (alrededor de tres onzas). Un alimento con almidón debe llenar una cuarta parte del plato (alrededor de una taza). Puede agregar a su comida una taza de leche o yogur y una pequeña porción de fruta.

  • Para el desayuno, los tamaños de las porciones son similares. Aunque la mayoría de personas que viven en los estados unidos prefieren no tener vegetales para el desayuno, usted puede comerlos si quiere. Los cereales, calientes o fríos, cuentan como alimentos con almidón. La cantidad que hay en una porción de cereales fríos varía mucho, por lo que es importante que obtenga información del cereal que usted come en particular.

Utensilios comunes de cocina

  • La mayoría de las cucharas de servir y los cucharones de sopa contienen alrededor de media taza, o una porción, de un almidón, una fruta o verduras cocidas. (Pruebe medir una porción típica de sus cucharas de servir o cucharones para confirmar esto en el caso de los que usted usa). Lleve la cuenta de las cucharadas que se sirve.

  • Tazones, vasos y tazas: mida cuánto contiene cada recipiente. A veces las cantidades son mucho mayores de lo que debería comer o beber en una porción (como es el caso de los recipientes “gigantes” de los restaurantes de comida rápida). Considere cambiar estos artículos por otros que contengan las porciones correctas para usted. Por ejemplo, si quiere beber sólo media taza de jugo en el desayuno, consiga un vaso que contenga media taza de jugo, y así sucesivamente.

  • Cucharadas: tenga una cuchara del tamaño adecuado cerca de los alimentos que necesite medir a menudo, por ejemplo, un cucharón que pueda medir una taza cerca de los cereales.

Para obtener más información (en inglés)

  • http://www.nutrawize.com/perfect_portions.htm
    Perfect Portions. Para aprender más sobre el plato dividido para el control de porciones.

  • Idaho Plate Method: Control Your Diabetes. Un sitio que explica cómo controlar sus porciones con el método del plato.

  • Ezweightplate. Este sitio ofrece una manera fácil de pesar los alimentos y mantener el control de porciones.
Share