La actividad física regular es fundamental para el control de la diabetes porque:
  • Ayuda a mantener sanos el corazón y los vasos sanguíneos
  • Previene las complicaciones de la diabetes
  • Si tiene diabetes tipo 2, es importante para mantener la glucosa en la sangre cerca de los niveles normales
Es posible que la pérdida de visión afecte su capacidad de participar en las actividades físicas que alguna vez disfrutó. Con la rehabilitación adecuada y atención a las medidas de seguridad moderadas que siguen, la mayoría de las personas pueden incorporar con facilidad actividades físicas vigorosas y provechosas a su rutina diaria.

La actividad y la seguridad personal

La pérdida de visión no impide llevar un estilo de vida activo, ya sea que tenga o no diabetes. Muchas actividades físicas que disfrutan las personas con buena visión pueden adaptarse fácilmente a las personas con trastornos de la visión. Entre ellas se incluyen caminar, saltar la cuerda, bailar (en especial con una pareja), trabajar en el jardín, nadar o andar en bicicleta en pareja. Sin embargo, si usted tiene diabetes, existen áreas de potenciales problemas a las que deberá prestar especial atención a medida que comience su plan de ejercicios. Tenga en cuenta:

Seguridad del corazón

Debe consultar a su médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Es particularmente importante hacerlo si ha tenido diabetes durante cinco años o más. La diabetes es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardíacas. Su médico podrá ayudarlo a planear un programa de ejercicios que sea seguro para usted y pueda ayudarlo a prevenir enfermedades cardíacas.

Seguridad de los pies

Si tiene algún problema en los pies, comente con su médico o podólogo los planes de actividad física que tiene antes de comenzar. Aunque no tenga problemas en los pies, deberá protegerlos. Recuerde:
  • Use siempre el calzado adecuado para la actividad.
  • Revísese los pies antes y después de hacer ejercicio.
  • Lávese los pies a diario.

Seguridad de los ojos

Si tiene una retinopatía diabética activa y el resto de la visión es útil, intente evitar toda actividad que pueda causarle una hemorragia de la retina. También evite actividades que aumenten la presión arterial de la cabeza. Ejemplos de actividades que pueden causarle una hemorragia de la retina por causa de golpes con rebote de todo el cuerpo o movimientos bruscos de la cabeza incluyen:
  • Deportes con raqueta
  • Aeróbicos de alto impacto
  • Esgrima
  • Correr o trotar
También debe evitar:
  • Actividades que aumenten la presión arterial de la cabeza, tales como ejercicios que impliquen inclinarse con la cabeza por debajo del nivel de su corazón;
  • Levantar objetos pesados o hacer ejercicios que impliquen aguantar la respiración y ponerse tenso (como al levantar las piernas o hacer abdominales).

Otras consideraciones de seguridad

Si tiene alguna otra discapacidad que afecte la actividad y la movilidad, igualmente se beneficiará del ejercicio adecuado. Ejemplos de otras discapacidades incluyen: amputaciones, artritis, fibromialgia, lesiones en los pies, parálisis, enfermedades cardíacas, enfermedades renales, esclerosis múltiple, etc. Como siempre, consulte a su médico antes de comenzar y considere la posibilidad de reunirse con un fisioterapeuta para planificar actividades físicas adecuadas.

Para obtener más información (en inglés):

Share