Por Debra A. Sokol-McKay, MS, CVRT, CDE, CLVT, OTR/L, SCLV Actualizado por Kim Ladd, RN, BS, CPHQ, CDCES y Audrey Demmitt, RN, BSN, marzo de 2021  Definición de diabetes Un trastorno metabólico Una enfermedad crónica y progresiva Un creciente problema de salud pública Definición de diabetes La diabetes es:
  1. Un trastorno metabólico
  2. Una enfermedad crónica y progresiva
  3. Un creciente problema de salud pública
La diabetes mellitus (generalmente conocida como diabetes) se define como un trastorno crónico del metabolismo de los carbohidratos a consecuencia de una producción o utilización inadecuada de la hormona insulina. Cuando una persona tiene diabetes, su páncreas no produce suficiente insulina o su cuerpo no puede usar su propia insulina eficazmente. La diabetes se caracteriza por un alto nivel de glucosa en el torrente sanguíneo, también conocido como hiperglucemia. La glucosa es el principal azúcar que circula en la sangre y es la primera fuente de energía para todas las células del cuerpo. Sin embargo, las células no pueden utilizar la glucosa sin la ayuda de la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a transportar la glucosa del torrente sanguíneo a las células, donde se utiliza como energía para propulsar las actividades diarias. La diabetes ocurre cuando
  • el páncreas no produce ni libera suficiente insulina,
  • las células del cuerpo son resistentes a la insulina o
  • ambas condiciones están presentes.
La diabetes es un trastorno metabólico Metabolismo es un término que describe los procesos mediante los cuales los alimentos se convierten en energía, haciendo posible que el cuerpo la pueda utilizar inmediatamente o almacenarla para ser utilizada más adelante. Durante el metabolismo normal de los alimentos:
  • Los alimentos que usted ingiere se descomponen y se convierten en glucosa y otros azúcares simples, los cuales entran en el torrente sanguíneo.
  • Su cuerpo detecta el aumento de glucosa en la sangre y le envía señales al páncreas para que libere insulina en el torrente sanguíneo.
  • La insulina liberada actúa como una “llave”, la cual les abre las puertas a las células y permite que la glucosa entre a ellas.
  • Las células absorben la glucosa para proporcionar la energía que las personas necesitan para realizar sus actividades físicas.
Los alimentos que usted ingiere y se descomponen para convertirse en glucosa se llaman carbohidratos, los cuales:
  • son uno de los tres nutrientes principales en los alimentos, además de proteínas y grasas;
  • incluyen azúcares y almidones contenidos en las frutas; panes y cereales; leche y productos lácteos; vegetales con almidón, como el maíz, papas y guisantes (arvejas); pastel y helado;
  • hacen que los niveles de glucosa en la sangre se eleven aproximadamente de una a dos horas después de la ingesta de una comida;
  • determinan cuán alto o bajo serán sus niveles de glucosa en la sangre, dependiendo del tipo y la cantidad de carbohidratos que haya ingerido.
Cuando este proceso se produce adecuadamente, el nivel de glucosa en el torrente sanguíneo se mantiene dentro de los limites normales, de entre 70 y 100 miligramos por decilitro (mg/dL). Sin embargo, en la diabetes, este proceso no se produce correctamente, lo que provoca un trastorno metabólico serio, de por vida. Existen diferentes tipos de diabetes La diabetes tipo 1 (anteriormente llamada diabetes juvenil de inicio temprano, Tipo I, o diabetes insulinodependiente) tiene las siguientes características:
  • Por lo general, se presenta antes de los 30 años y afecta a aproximadamente el 5% de las personas con diabetes.
  • Se presenta cuando el cuerpo produce muy poca o ninguna insulina (deficiencia de insulina).
  • Los niveles de glucosa continúan aumentando en el torrente sanguíneo, ya que no puede entrar en las células del cuerpo.
  • La diabetes tipo 1 se presenta cuando el sistema inmunológico del cuerpo destruye sus propias células productoras de insulina en el páncreas, por razones que aún no son claras para los investigadores. Entre las razones posibles están factores genéticos, agentes víricos o algún defecto en el sistema inmunitario del cuerpo.
  • Los factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 1 incluyen: tener un padre, hermano o hermana con diabetes tipo 1 y el origen étnico. Los caucásicos son más propensos a desarrollar diabetes tipo 1 que los afroamericanos y los hispanoamericanos/latinoamericanos.
  • Se requieren inyecciones de insulina para mantener la vida.
La diabetes tipo 2 (anteriormente llamada diabetes de inicio tardío, Tipo II, o diabetes no insulinodependiente) tiene las siguientes características:
  • Es el tipo de diabetes más común. Por lo general, se presenta después de los 30 años y afecta de un 90% a 95% de las personas con diabetes.
  • Comienza con la resistencia a la insulina (prediabetes) –una condición que se presenta cuando las células grasas, musculares y hepáticas no utilizan insulina para llevar glucosa a sus células para ser utilizada como energía. Como resultado, el cuerpo produce más insulina para ayudar a la glucosa a entrar en las células. Al principio, el páncreas sigue el ritmo de la demanda adicional mediante la producción de más insulina. Sin embargo, con el tiempo, el páncreas se desgasta y ya no puede producir suficiente insulina cuando los niveles de glucosa en la sangre aumentan, como después de las comidas. Los niveles de glucosa en sangre continuarán aumentando cuando las células no puedan usar la glucosa que necesitan. Si su páncreas ya no puede producir suficiente insulina, entonces deberá tratar su diabetes tipo 2.
  • Inicialmente, la puede manejar con pérdida de peso, actividad física y una planificación eficaz de las comidas; para algunas personas esto funciona durante un período de tiempo.  Sin embargo, cuando la enfermedad progresa, es posible que también se necesiten medicamentos orales, medicamentos inyectables o insulina.
  • Todavía se desconoce la causa exacta de la diabetes tipo 2. No obstante, hay un factor genético (lo que significa que ocurre en la familia) y factores de riesgo conocidos que aumentan la probabilidad de que desarrolle diabetes tipo 2. Entre los factores de riesgo están el aumento de edad (tener más de 45 años), antecedentes étnicos (afroamericanos, latinos, nativos americanos, asiáticos), malos hábitos alimentarios, falta de actividad física, ciertos medicamentos y enfermedades, y la obesidad.
Diabetes gestacional
  • Se desarrolla en las semanas 24 al 26 del embarazo
  • Las mujeres embarazadas producen hormonas que pueden provocar la resistencia a la insulina. Todas las mujeres tienen resistencia a la insulina al final de su embarazo, pero si el páncreas no produce suficiente insulina durante el embarazo, una mujer desarrolla diabetes gestacional.
  • Por lo general, desaparece después del nacimiento del bebé
  • Aumenta en gran medida la probabilidad de que la madre desarrolle diabetes tipo 2 más adelante en la vida
Otros tipos de diabetes
  • Representan alrededor del 1% de los casos de diabetes
  • Ocurren como resultado de síndromes genéticos específicos, cirugía, medicamentos, desnutrición, infecciones y otras enfermedades
  •  DALA  (diabetes autoinmunitaria latente en adultos)
  •  Diabetes neonatal
  •  MODY  (diabetes de inicio en la madurez de los jóvenes)
La diabetes es una enfermedad crónica y progresiva
  • La diabetes es una enfermedad que es tratable, pero no curable.
  • No existe ninguna enfermedad que sea “tener un poco de azúcar” o “tener un toque de azúcar”. Una persona tiene diabetes o no tiene diabetes.
  • No obstante, sí existe una enfermedad llamada prediabetes, en la cual los niveles de glucosa en la sangre son más altos de lo normal, pero aún no son lo suficientemente altos como para ser diagnosticada como diabetes.
  • Las personas con prediabetes tienen un riesgo significativo de evolucionar a diabetes, y un riesgo elevado para la presentación de enfermedad cardiovascular y accidente cerebrovascular.
  • Una persona puede ser diagnosticada con diabetes si tiene síntomas clásicos de un nivel alto de glucosa en la sangre –sed excesiva, micción frecuente, aumento del apetito, pérdida de peso inexplicable– y tiene un nivel de glucosa en sangre de 200 mg/dL o superior en una prueba de glucosa plasmática aleatoria (RPG, por sus siglas en inglés).
  • Existen varias otras pruebas para diagnosticar tanto la diabetes como la prediabetes: a) la prueba de glucosa plasmática en ayunas (FPG, por sus siglas en inglés), (b) la prueba de tolerancia a la glucosa oral a las 2 horas (OGTT, por sus siglas en inglés) y (c) la prueba de hemoglobina glicosilada (A1C, por sus siglas en inglés).
  • La prueba FPG se utiliza con mayor frecuencia. Cuando su médico le receta un análisis de sangre y le dice que no coma la noche anterior, él o ella probablemente quiera verificar si Ud. tiene diabetes o prediabetes mediante la prueba FPG.
  • Una prueba FPG cuyos resultados revelan niveles de glucosa en la sangre entre 100 mg/dL y 125 mg/dL indica prediabetes. Existe diabetes cuando el resultado es de 126 mg/dL o mayor. Una repetición de la prueba confirmará los resultados.
  • La prueba de la hemoglobina A1C se puede realizar sin estar en ayunas. Esta prueba mide el control glucémico promedio en la sangre durante los últimos 2 a 3 meses. Un nivel entre el 5,7% y el 6,4% sugiere un mayor riesgo de desarrollar diabetes; un nivel de 6,5% o más alto indica diabetes.
Comparación entre A1C y nivel medio de glucosa en sangre:
Diagnóstico Nivel A1c
Normal Menor de 5,7 por ciento
Prediabetes 5,7 a 6,4 por ciento
Diabetes 6,5 por ciento o mayor
Tabla comparativa La diabetes es un creciente problema de salud pública
  • Según el Informe Nacional de Estadísticas de la Diabetes, 2020 publicado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)
    • 34,2 millones de personas tienen diabetes (10,5% de la población estadounidense)
    • 88 millones de personas de 18 años o más tienen prediabetes (34,5% de la población adulta estadounidense)
    • 24,2 millones de personas de 65 años o más tienen prediabetes
  • La diabetes tipo 2 es cada vez más frecuente en los niños, debido a los malos hábitos alimentarios y la falta de ejercicio.
  • La diabetes es la 7.ª causa principal de muerte en los Estados Unidos.
  • La retinopatía por diabetes es la causa número 1 de ceguera en adultos.
  • Según el Instituto Nacional del Ojo (NEI, por sus siglas en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de 2010 a 2050, se espera que el número de estadounidenses con retinopatía diabética casi se duplique, de 7,7 millones a 14,6 millones. Se espera que los hispanoamericanos vean el mayor aumento de casos, aumentando más de tres veces de 1,2 millones a 5,3 millones.
  • La diabetes es la principal causa de enfermedad renal. Aproximadamente 1 de cada 3 adultos con diabetes tiene enfermedad renal, según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de los Institutos Nacionales de la Salud.
  • Los costos médicos para las personas con diabetes son el doble que para las personas que no tienen diabetes.
  • Los costos médicos y la pérdida de trabajo y salarios para las personas con diabetes diagnosticada suman $327 mil millones anualmente, según los CDC.